Alimentación en los Cuyes

La alimentación de los cuyes

El cuy, es un animal hervíboro, tiene un estómago donde inicia su digestión enzimática y un ciego funcional donde se
realiza la fermentación bacteriana; su mayor o menor actividad depende de la composición de la ración. Realiza cecotrofia para
reutilizar el nitrógeno de la proteína bacteriana, lo que permite un buen comportamiento productivo con raciones de niveles
bajos o medios de proteína.
El cuy está clasificado según su anatomía gastrointestinal como fermentador post-gástrico debido a los microorganismos que
posee a nivel del ciego. El movimiento de la ingesta a través del estómago e intestino delgado es rápido, no demora más de dos
horas en llegar la mayor parte de la ingesta al ciego (Reíd, 1948, citado por Gómez y Vergara, 1993). Sin embargo el pasaje por
el ciego es más lento pudiendo permanecer en el parcialmente por 48 horas. Se conoce que la celulosa en la dieta retarda los
movimientos del contenido intestinal permitiendo una mayor eficiencia en la absorción de nutrientes, siendo en el ciego e
intestino grueso donde se realiza la absorción de los ácidos grasos de cadenas cortas. La absorción de los otros nutrientes se
realiza en el estómago e intestino delgado incluyendo los ácidos grasos de cadenas largas. El ciego de los cuyes es un órgano
grande que constituye cerca del 15 por ciento del peso total (Hagan y Robinsón, 1953, citado por Gómez y Vergara, 1993).

Al igual que en otros animales, los nutrientes requeridos por el cuy son: agua, proteína (aminoácidos), fibra, energía, ácidos
grasos esenciales, minerales y vitaminas. Los requerimientos dependen de la edad, estado fisiológico, genotipo y medio
ambiente donde se desarrolle la crianza.
Los requerimientos para los cuyes en crecimiento recomendados por el Consejo Nacional de Investigaciones de Estados Unidos
(NRC, 1978), para animales de laboratorio vienen siendo utilizados en los cuyes productores de carne.
Mejorando el nivel nutricional de los cuyes se puede intensificar su crianza aprovechando su precocidad, prolificidad, así como
su habilidad reproductiva. Los cuyes como productores de carne precisan del suministro de una alimentación completa y bien
equilibrada que no se logra si se suministra únicamente forraje, a pesar que el cuy tiene una gran capacidad de consumo.
Solamente con una leguminosa como la alfalfa proporcionada en cantidades ad libitum podría conseguirse buenos crecimientos
así como resultados óptimos en hembras en producción

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Artículos que te pueden interesar:

bebedero de cuyes

Agua

El agua es uno elementos más importantes que debe considerarse en la alimentación. El animal la obtiene de acuerdo a su necesidad de tres fuentes:

Leer Artículo »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *